20 familias que participaban en el proyecto ‘Móstoles Composta’ han cosechado abono de alta calidad

'Móstoles Composta'

Veinte familias del PAU-4 de Móstoles han conseguido cerca de cuatrocientos kilos de abono de alta calidad para su uso particular, tras cribar el compost acumulado a lo largo de cinco meses.  Las familias, participantes en el proyecto ‘Móstoles Composta’, han llevado a cabo una separación selectiva de su materia orgánica, con el objetivo de aumentar la reutilización de los residuos generados en la ciudad y devolver a la tierra los nutrientes que necesita.

“La implicación y la concienciación demostrada por los mostoleños en esta iniciativa nos alienta a seguir trabajando en esta línea. El compostaje representa un nuevo modelo de gestión de los residuos eficaz y económico que nos permitirá alcanzar los objetivos marcados por Europa para 2020”, comenta Miguel Ángel Ortega, Concejal Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria.

Además, se ha inaugurado un tercer punto de compostaje comunitario en la ciudad situado entre las calles Río Segura con Río Duero. La inauguración de este nuevo punto de compostaje ha contado con un taller práctico, impartido por la Asociación Economías Biorregionales, donde se explicó a los vecinos de este distrito los beneficios y razones para compostar en comunidad.