Astenia otoñal ¿en qué consiste?

astenia otoñal

La astenia otoñal, también conocida como el Trastorno Afectivo Estacional (TAE), es un síndrome de carácter leve y temporal caracterizado por la aparición de unos síntomas específicos. Los cuales suelen aparecer por una mala adaptación de nuestro organismo a los cambios de estación, sobre todo con la llegada de la primavera y del otoño.

Aparece como consecuencia de la bajada de temperaturas y de la reducción de horas de luz, que junto a la rutina diaria y el estrés, hace que la llegada del otoño sea más pesada para algunas personas.

Este trastorno se caracteriza por la falta de ánimo, de humor, de sueño y de energía. Afecta mayormente a mujeres entre 25 y 55 años. Además, suele empezar y acabar aproximadamente en la misma época cada año.

Existen algunas pautas para reducir las posibilidades de padecer astenia otoñal:

  • Unas semanas antes de la llegada del otoño es recomendable iniciar una dieta equilibrada, rica en minerales y vitaminas.
  • Descansar lo mejor posible, como mínimo dormir ocho horas para seguir una rutina.

También hay una serie de métodos para superar la astenia otoñal:

  • Se debe evitar el consumo de cafeína o teína para tener un mejor descanso.
  • El deporte es un antidepresivo natural, es aconsejable practicar ejercicio de cualquier especialidad deportiva. Ayudará a aliviar el mal estar.
  • Ejercitar la mente y mantenerla ocupada evitará tener pensamientos negativos.
  • Regular las comidas y evitar aquellas copiosas. Es aconsejable hacer entre 4 y 5 comidas diarias.

Este trastorno es temporal y se puede controlar. Es un síndrome que sufre la mayoría de la población. Con estas recomendaciones podremos dar la bienvenida al otoño de otro modo.