Bomberos de Alcorcón recogen más de 1.500 kilos de alimentos destinados al comedor casa María y José en el XXX Memorial celebrado este domingo en Alcorcón

Mañana festiva y deportiva en Alcorcón con la celebración del XXX Memorial de Bomberos. La tradicional carrera, que tiene una doble intención: la deportiva, con un recorrido campo a través de 8 kilómetros y la solidaria, con una inscripción benéfica que implica la entrega de 2 kilos de alimentos no perecederos destinados en su totalidad al comedor social casa de María y José, que desde su apertura ha servido más de 200.000 comidas.

Un año más, el evento ha tenido una extraordinaria respuesta de público y los solidarios corredores han entregado más de 1.500 kilos de alimentos no perecederos destinados a aquellos que más lo necesitan. El inicio de la prueba ha tenido lugar en la plaza central del centro comercial Tres Aguas. A las 10:30 horas ha comenzado el recorrido con las sirenas de dos autobombas situadas frente a la línea de salida. Los corredores han pasado por un arco formado por dos surtidores de agua, que han servido para animar y refrescar a los participantes.

Tras el recorrido campo a través del memorial y la llegada de los corredores de las distintas categorías, a quienes han felicitado, entre otros, la quinta teniente de alcalde y concejal responsable del área de Seguridad, Ana Gómez, así como distintos integrantes del Cuerpo de Bomberos de Alcorcón, se ha realizado la entrega de placas de agradecimiento a colaboradores y patrocinadores de la prueba. Entre ellos, representantes del grupo de empresas Alonso-Hipercas, Hipercor San José de Valderas, centro comercial Tres Aguas, voluntarios de Cáritas y al Ayuntamiento de Alcorcón, que siempre colabora en la organización de la prueba y que recogió la propia Ana Gómez.

Asimismo se homenajeó a Julián Revillas y Carlos Velázquez, bomberos jubilados este mismo año del Cuerpo de Alcorcón, y que protagonizaron uno de los momentos más emotivos del día. Ana Gómez agradeció el esfuerzo que realizan los Bomberos de Alcorcón para preparar esta prueba deportiva que “siempre está cargada de solidaridad y emotividad. Tenemos unos bomberos en Alcorcón que son ejemplo de tesón, trabajo y sacrificio, pero también son referencia en materia de solidaridad en eventos como el de hoy, como voluntarios en catástrofes naturales o formando, día a día, a miles de escolares y vecinos de Alcorcón en emergencias. Eso les hace más grande de lo que ya son”.

La fiesta acabó con una gran barbacoa para los asistentes y pintacaras, juegos y actividades para los más pequeños. El XXX Memorial de Bomberos de Alcorcón se ha situado, un año más, como una prueba de gran participación donde lo importante no es ganar, sino la solidaridad para los que más la necesitan.