La CEMU y Ayuda en Acción colaboran en el proyecto Lecxit para mejorar la lectura

Lecxit

Desde la CiudadEscuela Muchachos de Leganés han entrevistado a adolescentes voluntarios en la iniciativa que busca ayudar a los niños a mejorar la lectura

Lecxit de Ayuda en Acción es un proyecto novedoso de educación en el ámbito extraescolar, a través del cual se pretende incrementar el éxito educativo de niños y niñas entre 10 y 12 años, trabajando para la mejora de su comprensión lectora.

La entrevista da comienzo con los mentores que participaron durante el programa (Pablo, Laura y Esosa) y sus niños, muchos de ellos en su ceremonia de graduación. Los alumnos de 4º, 5º y 6º de primaria del Colegio de la CEMU (Dilan, Myriam, Iván, Aylin, Teo y Ana) dijeron que repetirían el próximo año el taller porque les había gustado mucho. Además, señalaron que habían aprendido “a mejorar nuestra comprensión lectora”, “a leer más rápido y mejor” y “a aprender palabras nuevas”.

¿Por qué decidisteis participar en Lecxit?

Ana: Un día vino Carmen a mi clase y le dijo a una compañera mía que si iba a ir a Lecxit y yo pregunté “¿Qué era?”. Me dijo que para leer y, como a mí me gusta leer, me apunté.

¿Cuáles son las razones por las que te gusta el proyecto?

Laura (mentora): A parte de hacer lazos con los niños, pues también es sentirte algo importante por hacer algo más allá de lo que son tus estudios y ayudar a gente.

¿Consideráis que gracias al proyecto tenéis más interés en la lectura?

Adrián: Yo sí que tengo mucho interés en esto porque mi profe dice que cuanto más leemos más aprendemos y somos más cultos.

¿Qué es lo que más habéis aprendido de vuestros mentores?

Adrián: Yo he aprendido más cosas sobre Pablo hablando con él, antes era más tímido y ahora tengo más confianza.

Pablo (mentor): Opino lo mismo que Adrián, al principio estaba más cortado, pero poco a poco ha ido cogiendo confianza. Es un chico que va a conseguir lo que se proponga, creo que tiene unas metas muy guays.

Ana: De Esosa he aprendido que no tengo que faltar el respeto a nadie porque siempre que lo he hecho me regaña.

Esosa (mentora): De Ana he aprendido a no rendirme. Ana es una chica que si se equivoca vuelve a leer las cosas desde el principio y eso a mí me ha enseñado que, si algo sale mal, hay que volver a intentarlo. También me ha enseñado el entusiasmo por las cosas que te gustan.

Laura (mentora): De Cristian he sacado cosas buenas como, el cariño.

Cristian: He aprendido de Laura que no hay que faltar el respeto, que las cosas se tienen que hablar y ser cariñosos.

Para finalizar la entrevista, intervinieron Elisa Iglesia, coordinadora de Lecxit en la Comunidad de Madrid; Benilde Sánchez, coordinadora de actividades del Colegio CEMU y Carmen Sánchez, trabajadora social y monitora del taller de Lecxit.

¿Qué hacéis en Lecxit?

Elisa: En Lecxit hacemos muchas cosas: leemos, jugamos, nos divertimos, nos contamos cosas, aprendemos, intercambiamos… Al final es un espacio en el que, a través de la lectura y con el vehículo de los libros, los mentores voluntarios y los niños y las niñas establecen un diálogo a la vez que refuerzan la lectura.

¿Qué es lo que más os gusta de Lecxit?

Elisa: Es un proyecto muy bonito, lo que destacaría sobre todo es la dinámica uno a uno, un voluntario mentor por cada niño genera un vínculo, una relación estrecha entre ellos. Va más allá de leer, el niño al recibir la atención exclusiva de su voluntario pues le supone una motivación extra, un referente lector positivo. Además, esta individualización permite partir de los intereses del niño y también de los voluntarios y se genera una amistad.

¿Cuál es la valoración que hace la CEMU de este proyecto?

Carmen: Para nosotros es muy importante que Ayuda en Acción nos haya traído este proyecto al colegio porque los niños y niñas tienen la oportunidad de conocer a otros alumnos de otro centro, de saber cómo relacionarse con ellos, que es muy importante, y por supuesto de abrirse al mundo de la lectura. Ayuda en Acción también nos ha dotado de libros y cuentos para que ellos puedan leer. Ojalá este proyecto pueda durar muchísimo tiempo y muchísimos cursos más, así más niños y niñas puedan participar en él.