El Ayuntamiento de Fuenlabrada actualiza los sueldos de sus cargos públicos

Fuenlabrada actualiza los salarios de sus cargos públicos
Fuenlabrada actualiza los salarios de sus cargos públicos

 La intención, según ha informado el Consistorio, es equiparar esos salarios a los de las ciudades del entorno

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha aprobado una actualización de los sueldos de los cargos públicos con el objetivo de reducir la diferencia con los de las ciudades de más de 100.000 habitantes y, fundamentalmente, de los grandes municipios del entorno. La medida ha contado con el apoyo de los grupos Socialista, Ciudadanos y PP, y el voto en contra de Vox y Unidas Podemos.

Los salarios del alcalde y los concejales tanto del Gobierno como de la oposición, hasta ahora, eran, según afirma el Ayuntamiento, “considerablemente más bajos que los de otras ciudades con población similar”. La ley establece que la retribución del alcalde puede ser hasta un 20% inferior que el sueldo de un secretario de Estado.

No obstante, la Corporación ha aprobado para los próximos cuatro años una reducción del doble de la cantidad permitida, por lo que el sueldo quedará un 41,5% por debajo de la cantidad de referencia del cargo de secretario de Estado y será de 68.500 euros anuales.

Fuenlabrada, con retribuciones inferiores

A partir de ahí, se establecerán los diferentes sueldos de los tenientes de alcalde, los concejales de Gobierno y los portavoces de la oposición, que cobrarán lo mismo que los concejales del equipo de Gobierno, aproximadamente 61.500 euros al año.

El objetivo, tal y como ha aseverado el Consitorio fuenlabreño, “es dotar a los concejales de la oposición de las condiciones necesarias para que puedan llevar a cabo su labor con solvencia y dedicación”. Esta regularización salarial, sitúa a Fuenlabrada con retribuciones inferiores a los de municipios como Alcorcón, Leganés, Alcalá de Henares o Móstoles.

Además, el Ejecutivo ha reducido el personal de confianza en relación a legislaturas pasadas, por lo que la partida para sufragar los salarios tanto de cargos electos como de altos cargos y personal de confianza se mantiene estable.