“La pasión por la profesión solo puede dar buenos resultados” Javier Callejo

El director y presentador de Deportes de Telemadrid y Onda Madrid, está revolucionando los informativos deportivos

Javier Callejo

Entrevistamos a Javier Callejo. El periodista creció en Leganés, y es el actual Director de Deportes de Telemadrid y Onda Madrid. Nos lleva a su lado más personal, su compromiso con su ciudad natal y la multitud de causas sociales de las que es partícipe. Es aficionado y exjugador del C.D. Leganés, escritor y colabora con la CEMU.

Javier Callejo en las oficinas de Telemadrid

Pregunta. Tu vida y tu carrera han estado ligadas al CD Leganés, desde el momento en el que naciste, de la mano de tu padre. Cuéntanos cómo has vivido los colores blanquiazules desde pequeño y qué relación mantienes actualmente con el club.

Respuesta. Estuve en los alevines y llegué hasta el filial. De hecho, llegué a entrenar con el primer equipo, en la época de Luis Ángel Duque. Cuando estás ahí en Preferente, en Tercera división, en Segunda B, Segunda y ahora en Primera, todos nos sentimos parte de esa camiseta. La afición del Leganés tiene una parte nueva, con el éxito, pero otra parte histórica. El mejor ejemplo es Salustiano Toribio, con más de 100 años, que eso pesa y hay que hacer por transmitirlo. La ciudad y el club tiene que hacer por transmitir a toda esa gente que vio jugar al Leganés en tierra. Porque ahora es más fácil hacerse del Leganés. Y de cara a la próxima temporada, se ha perdido la bandera del barco y hay que ver ahora como eso se recompone porque la personalidad del equipo era la de Garitano. Yo quiero pensar que se va a mantener la seña de identidad, que es la humildad. Además, la historia dice que equipo humilde que quiere ir a restaurantes caros, se va a ir sin pagar.

“La historia dice que equipo humilde que quiere ir a restaurantes caros, se va a ir sin pagar”

P. Como vecino de Leganés y con tu exitosa carrera siempre has llevado la bandera de tu ciudad allá donde vas. ¿Cambió mucho la actitud con la que te trataba la gente en el municipio?

R. Yo seguía siendo un chaval más de Leganés con unos 25 años. Salí en ‘Fútbol es Fútbol’ y había gente esperando debajo del balcón de mi casa porque ese programa tenía audiencias del 40 o el 50%, era una burrada. En una gran ciudad como Leganés, que tiene también su parte de pueblo (en el sentido más cariñoso de la palabra), de repente el chaval del 2ª A sale en la tele. Me empezaron a pasar cosas muy divertidas relacionadas con la masificación, era gente que me había visto donde iba a comprar el pan, a hacer la compra con mi madre, a pasear por el centro de Leganés, etc. De todas formas, a mí la gente no me trató como a un extraño, me trató como lo que era, un chaval más de Leganés. Siempre tuve la sensación de que era ‘Javi’, no Callejo, como me conocen en el plano profesional.
Yo siempre digo que le debo mucho a la gente de Leganés, porque se han portado conmigo muy bien.

P. Ya llevas más de 15 años dentro de una gran cadena televisiva como es Telemadrid, ¿cuál ha sido tu evolución dentro de ella?

R. Este año es el decimoctavo, camino de los 20. Entré como redactor y empecé a cubrir la información del Rayo Vallecano. Era como una escuela porque viajábamos con el equipo, teníamos mucha complicidad con el club y con los jugadores. Estuve 2 años. Tras la adquisición de los derechos televisivos de la ACB por parte de Telemadrid, dejé de cubrir la información deportiva del Rayo y comencé a narrar baloncesto durante otro año. Ya en mi cuarto año en la cadena, Javier Reyero me dio la oportunidad de hacer secciones y manejarme delante de la cámara en ‘Fútbol es fútbol’. A partir de entonces, fui compaginando la función de redactor con salir delante de las cámaras. Además, era el programa referencia de la cadena en aquella época y de la programación nacional. Un día me dieron la oportunidad de presentar los informativos de fin de semana y comencé a hacer de todo, hasta presentar ‘Fútbol es fútbol’.

“Siempre tuve la sensación de que era Javi, no Callejo. Un chaval más de Leganés”

Ya cuando desapareció, presenté la Champions. Telemadrid dejó de hacer programas por la pérdida de los derechos y se me empezó a relacionar con los informativos. Llevaré como 10 años y lo compatibilizo con otros programas. También participé en el programa ‘No te duermas’. Un programa de entretenimiento sobre la red, que ya se dejó de producir, pero del que siguen pasando reposiciones. En el momento en el que me ofrecieron la dirección de los deportes de la cadena, la ola ya era demasiado grande como para abarcar tanto.

SENTIMIENTO PEPINERO

Javier Callejo fue jugador del C.D. Leganés durante 10 años. Desde la categoría alevín hasta llegar al Leganés ‘B’. Comenzó a ir al estadio con su padre, Mariano Callejo, quien fue fotógrafo del primer equipo.
El periodista define su pasión por el ‘Lega’ como: “un sentimiento tatuado allí donde ni el presente ni el futuro pueden entrar a inquietar”.

P. Va a hacer casi un año desde que te nombraron nuevo Director de Deportes de Telemadrid con motivo de la reestructuración del área de deportes de RTVM. Desde entonces, los Deportes de Telemadrid han mejorado su cuota de pantalla y las referencias externas son muy buenas. ¿Cuál ha sido la clave del trabajo para que Telemadrid vuelva a estar presente en la parilla televisiva?

R. Eso tiene que ver mucho con el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio y la pasión. De la gente que ha entrado nueva en Telemadrid, entre los que yo me considero, por haber pasado a ser de la dirección de los Deportes, nos une algo que tenemos en común: la pasión. Podemos pensar de forma diferente, en enfoques diferentes a todas horas, pero en todo esto el denominador común es la pasión por la profesión. Y esto solo puede dar buenos resultados.

P. ¿Hay algún ejemplo en el que se refleje esa pasión, y que demuestre el porqué de ese crecimiento?

R. Hay apuestas, como por ejemplo la historia de un madrileño/a que se tiene que contar y que no se encontrará en otro medio por sus valores como el esfuerzo, el sacrificio, la lucha contra la injusticia etc. Y esa fue una de las grandes apuestas de la nueva temporada de los Deportes. A parte de posicionarnos en el mundo de la primicia (Cristiano, Griezmann, Messi, etc.), también hay personas que tienen un currículum envidiable y no son públicos, y el espectador necesita sentirse identificado. Tú no te puedes sentir identificado con Cristiano o Messi porque no lo serás en la vida. Pero esto que contamos sí, porque es una persona como tú y como yo, que ha conseguido hacer de su vida un reto y lo ha logrado. Ese mensaje es un mensaje posible porque contar historias así hace que nos acerquemos más a la verdadera realidad de gente que ha tenido que buscarse la vida. Estas historias han sido un auténtico boom que la gente al final acaba haciendo “suyas”.

“Nos han premiado este año en tres ocasiones y para mí era una nómina nueva”

La audiencia de los deportes ha subido y se ha mantenido , ahora competimos con los deportes de La Sexta y Cuatro y para mí es un lujo y un orgullo competir con compañeros a los que admiro porque ponen la misma pasión que yo para hacer las cosas. A lo mejor no comparto la manera de hacerlo, pero seguro que ellos están de acuerdo con la pasión que ellos transmiten, y eso nos une. Además, gracias a esta pasión hemos recibido una antena de plata de la que nos sentimos parte y es como “una paga extra”. Un reconocimiento es muy importante, no todas las recompensas son en el plano económico. Y si esto te apasiona, te ilusiona y te acuestas reventado de trabajar, pero feliz, sabes que cualquier reconocimiento es un plus para seguir trabajando en la misma línea. Nos han premiado este año en tres ocasiones y para mí era una nómina nueva.

“He escrito tres libros, soy profesor de oratoria, colaboro con la CEMU y a veces represento mis obras”

P. A parte de tu labor periodística, ¿realizas otro tipo de labores fuera de lo que es el periodismo?

R. Sí, he escrito tres libros, ‘La memoria del silencio’ (2016), ‘Albabril’ (2009) y ‘Sal de mi vida’ (2007). Soy profesor de oratoria en el Instituto Patrocinio de San José y este año no, porque no ha salido el máster, pero también soy profesor en la Universidad Complutense de Madrid. Además, participo y soy miembro de la Junta Directiva de la CEMU, que son solo palabras, porque mi relación con la CEMU va mucho más allá de formar parte de una junta directiva. A su vez, hago representaciones teatrales de mis libros porque ya se sabe que el presentador de televisión, así como el profesor de oratoria, siempre tiene algo de actor.

P. En relación con el trabajo que desempeñas en la CEMU, hoy en día se ven pocos profesionales que dediquen una parte de tu tiempo a ayudar a que crezca y se desarrolle una ciudad como haces con Leganés. ¿Qué significa para ti colaborar con una entidad como la CEMU?R. Como he dicho anteriormente, formar parte de la Junta Directiva de la CEMU son solo palabras, principalmente me dedico a organizar actividades con los niños, implicarme con ellos en su tarea reeducativa, pero sin ser educador.
Y bueno, principalmente, será que he sido un chaval muy querido por mi familia y ahora a mí me sale ese sentimiento hacia las demás personas. Además, soy una persona que recalca mucho eso de “se te caen los besos”, sobre todo con los niños de la CEMU, porque un niño no se acerca a una persona sin saber a ciencia cierta si se le quiere de verdad. No sé quién quiere primero, pero yo sé que ellos saben que les quiero mucho y es totalmente gratuito, yo no cobro nada de la CEMU. No me lo permitiría además. De hecho, mis tres libros están ilustrados por el Tío Alberto que es el gran pago por todo lo que pueda hacer por la CEMU.

“En la CEMU me dedico principalmente a organizar actividades con y para los niños”

En definitiva, a mí me gustan mucho los niños y a cualquier ser humano le sobran los besos para dárselos a más niños que no sean tus hijos. Además, el cariño para los niños de la CEMU transmite esa confianza que, posiblemente por unas cosas u otras, han perdido. La clave está en por qué esos niños no van a poder vivir y no van a poder tener cosas como cualquier otro que tenga una vida normal como la que nosotros vivimos.

P. Tras tantos años ejerciendo la labor de periodista, ¿te atreverías a hacer una radiografía de la evolución del periodismo de cuando empezaste al de ahora?

R. Principalmente se ha perdido esa cercanía de la que gozábamos antes. Hay una cosa con la que la gente está obsesionada y yo no comparto, que son las redes sociales. Y es que están deshumanizando, están separando a la gente. ¿Que son muy válidas en el mundo de la comunicación? Vale, fenomenal. Pero yo, como profesor de oratoria, defiendo que las personas tienen que comunicarse cara a cara, porque además, la red social te despersonaliza, te quita identidad y personalidad por completo. Yo no atisbo personalidad de la gente en las redes sociales. No tengo redes sociales porque no me interesa dar a conocer mi vida fuera de mi trabajo.

“Si te enamoras de tu profesión, no te preocupes, que tu sueño va a estar más cerca”

Por ejemplo, lo de la CEMU yo lo hago porque me sale de dentro y me siento bien haciéndolo, no para que la gente lo sepa. En el plano profesional, estoy dentro de las redes sociales de Telemadrid y me entero de las cosas y participo en las cosas que creo que se pueden o deben publicarse. Pero mi valía como profesor de oratoria no necesito contarla a través de las redes sociales. No necesito levantarme un día por las mañanas y poner una frase de alguno de mis libros o de orador para que la gente lo vea y piense “qué bien escribe este tío”. Yo no he publicado jamás algo que he escrito porque yo escribo para desahogarme, para equilibrarme, para reencontrarme. Luego porque el que quiera leerme, que compre un libro mío o vengan a un recital.

P. ¿Qué consejo darías a los jóvenes que están estudiando periodismo de cara al futuro?
R. Que tú no eliges qué vas a hacer ni dónde vas a acabar en esta profesión. Es la propia profesión la que te va a acabar eligiendo. Si tú te enamoras de tu profesión y de lo que haces, no te preocupes, que tu sueño va a estar más cerca de lo que quieres, que de lo que no.

CORAZÓN PARA LOS ANIMALES

Además del sinfín de compromisos y colaboraciones en los que participa, Callejo está concienciado contra el maltrato animal, y quiso poner su grano de arena para que la sociedad se una a su causa: “Una de las cosas de las que no se sabe de mí, y me gusta lanzar el mensaje. Es que tengo cuatro perros adoptados, tuve dos gatos, también de la calle. Insto a las autoridades a castigar a cualquiera que maltrate o abandone a un animal. Los perros son los mayores damnificados, y son animales que jamás te vuelven la mirada, y están a disposición del ser humano. Nos tenemos que meter en la cabeza que debemos volcarnos con ellos, y no comprar animales. Así conseguiríamos que las factorías ilegales de producción de animales cerrasen. Nos tenemos que enamorar del animal, como lo hacemos de las personas, si no te enamoras de su fidelidad, de qué nos vamos a enamorar entonces. El Gobierno debería de invertir para cuidar a los animales, que no los haya por las calles, ni masificación en las perreras y las protectoras, porque es una pena.”