La región intensifica el apoyo a los madrileños que residen en el extranjero

Estrategia de Apoyo a la Emigración y el Retorno

La Comunidad de Madrid ha aprobado la Estrategia de Apoyo a la Emigración y el Retorno 2017-2020, que incluye cuatro grandes líneas estratégicas, 15 objetivos y 50 medidas, mediante la cual se gestionará un presupuesto de más de 48 millones de euros a lo largo de cuatro años.

El objetivo de esta Estrategia de Apoyo a la Emigración y el Retorno es facilitar la empleabilidad y la inserción socio-laboral y promover la salud y la atención en situaciones de vulnerabilidad, así como potenciar la información y la participación de los emigrantes y retornados.

El director general de Asuntos Europeos y Cooperación con el Estado, durante su intervención en el Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior ha explicado: “Más apoyo a los madrileños por el mundo, más planificación para proteger sus intereses y más participación directa en los asuntos que les afectan son las claves de las políticas que está llevando a cabo el Gobierno de la Comunidad de Madrid en favor de los más de 360.000 madrileños que residen en medio centenar de países’’.

Así mismo, el Gobierno regional ha incrementado casi un 78 % el presupuesto destinado a subvencionar a las Organizaciones No Gubernamentales que desarrollen actividades de ayuda y asistencia a los emigrantes madrileños. Gracias a este aumento se incrementará el apoyo a los madrileños en el proceso de retorno, teniendo en cuenta que el número de retornados se ha duplicado en los últimos años.

Por otro lado, el Gobierno regional va a constituir próximamente el Consejo de la Emigración y el Retorno, que se configura como un órgano orientado a facilitar la participación de los emigrantes, incorporar la utilización de las nuevas tecnologías para mejorar la comunicación, incrementar la representatividad y reforzar la cooperación institucional, otorgando un mayor protagonismo a la colaboración con los Consejos de Residentes Españoles en el Extranjero (CREs), que, como novedad, pasarán a formar parte del Consejo.

“Con el nuevo Consejo queremos que los emigrantes madrileños tengan más participación en la toma de decisiones sobre aspectos que pueden afectarles, más eficacia en el funcionamiento y una mayor representatividad, con un menor coste gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías y el reforzamiento de la cooperación institucional con la Administración General del Estado”, ha señalado García Gimeno.