Almeida llama a oposición a aprobar cuanto antes nueva ordenanza de movilidad

El Ayuntamiento de Madrid se reúne con la delegada del Gobierno
Agencia EFE

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido este miércoles la colaboración de la oposición para intentar «llegar a un acuerdo» sobre la nueva ordenanza de movilidad sostenible, que sustituirá a Madrid Central, y así poder aprobarla «lo antes posible»

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido este miércoles la colaboración de la oposición para intentar «llegar a un acuerdo» sobre la nueva ordenanza de movilidad sostenible, que sustituirá a Madrid Central, y así poder aprobarla «lo antes posible».

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la anulación de Madrid Central, al inadmitir un recurso contra una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), y para evitar una situación de vacío legal el Ayuntamiento pretende acelerar la tramitación de su nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, donde la zona de bajas emisiones se mantendrá con algunos matices.

El Consistorio sostiene que, una vez reciba el auto del Supremo, el TSJM puede darle un plazo de hasta dos meses para ejecutar la sentencia, y ese es el período que pretende aprovechar para aprobar su nueva ordenanza «en tiempo exprés», en palabras del regidor.

«Mando un mensaje a todos los grupos municipales: esta es una cuestión que nos incumbe a todos, y por tanto es una cuestión en la que sería razonable que tratáramos de llegar a un acuerdo para tramitarlo lo antes posible, y además para llegar a un acuerdo sobre el fondo de la cuestión», ha dicho Almeida en una rueda de prensa tras reunirse con la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González.

Almeida ha prometido «solucionar el desaguisado» y, a su vez, ha pedido «un poco de tiempo» para estudiar jurídicamente «todas las repercusiones que pueda tener la sentencia», y en particular cómo debe actuar el Ayuntamiento «desde el punto de vista del régimen sancionador».

En este sentido, ha recordado que «las cámaras de Madrid Central siguen funcionando», por lo que se registrará «la entrada de todos los vehículos que sigan accediendo», aunque esto «no quiere decir necesariamente que se vaya a sancionar».

Fuentes municipales expresaron ayer a Efe que se seguirán tramitando las sanciones a las entradas indebidas en Madrid Central mientras no se ejecute la sentencia, para lo cual el TSJM podría dejar al Ayuntamiento un margen de hasta dos meses.

Asimismo, afirmaron que las multas ya cobradas o en su defecto comunicadas al sancionado -un total de 1.393.000- son «actos firmes», y que por tanto se deben abonar y no serán reintegradas.

En cualquier caso, el alcalde ha recalcado que «hacer hipótesis en este momento» sólo provocaría «más confusión y más incertidumbre».

Almeida ha insistido en que la situación deriva «de una chapuza del equipo de Gobierno anterior», encabezado por Manuela Carmena, pues la anulación de Madrid Central responde a «defectos formales», dado que «no se cumplió con el trámite esencial de información pública y con la imprescindible memoria económica previa a la aprobación de la ordenanza».

Cuando le han preguntado si se siente perjudicado por él, ya que fue el grupo del PP en el Ayuntamiento que él lideraba quien recurrió Madrid Central estando en la oposición, Almeida ha contestado que se siente «preso de una chapuza del Gobierno anterior», que además no evitó «seguir incumpliendo la directiva de calidad del aire de la Unión Europea».

Fuente: © EFE 2021