El Ayuntamiento de Fuenlabrada pide a la población que reduzca al máximo su movilidad, las reuniones con otras personas y aquellas actividades que no sean imprescindibles

Junta Municipal de Distrito Barrio Vivero, Hospital y Universidad de Fuenlabrada.

El alcalde muestra su apoyo  a la campaña iniciado hoy por el personal sanitario del Hospital de Fuenlabrada con el hashtag #Autoconfinate

El Ayuntamiento de Fuenlabrada pide a toda la ciudadanía que debido al importante incremento en el número de contagios por COVID, reduzca al máximo su movilidad, las reuniones con otras personas y todas aquellas actividades que no sean imprescindibles. 

Fuenlabrada está confinada perimetralmente desde hace una semana y, a partir de hoy, al igual que en el resto de la Comunidad, entran en vigor nuevas medidas que deberán ser cumplidas por el conjunto de la población. 

El toque de queda será entre las 22 y las 6 horas y no está permitida la entrada y salida de la ciudad, excepto por asuntos laborales, educativos, cuidado de personas u otros asuntos urgentes. 

Las reuniones solo están autorizadas a un máximo de 6 personas. La hostelería deberá cerrar a las 21 horas y  en las mesas solo podrá haber un máximo de 4 personas. Además en los domicilios no podrá acudir nadie fuera del núcleo de convivientes. 

El alcalde, Javier Ayala, hace un llamamiento a la responsabilidad de todos los vecinos y vecinas porque, aunque los agentes de la Policía Local velarán para hacer cumplir todas las normas establecidas por la Comunidad de Madrid, “es imprescindible que todos colaboremos, e intentemos en la medida de los posible quedarnos en casa para juntos hacer frente a la pandemia”. 

Javiera Ayala ha mostrado su solidaridad con el personal sanitario del Hospital de Fuenlabrada que hoy ha puesto en marcha con el hashtag #Autoconfinate, donde piden la colaboración de toda la población “para que nos ayuden a parar esta ola que se nos está viniendo ya encima.

El alcalde ha pedido a los fuenlabreños y fuenlabreñas que ese aplauso que dimos meses atrás desde los balcones, se refleje haciendo caso a la petición de los profesionales y que intentemos quedarnos en nuestros hogares para ayudarles a afrontar este nuevo reto.