Continúa la crisis del sector de la automoción por la escasez de semiconductores

escasez de semiconductores

La crisis por la falta de chips y microchips sigue afectando fuertemente en el sector, provocando para el consumidor grandes retrasos en la entrega de los coches nuevos de hasta un año y mucha incertidumbre.

En España, ya son varias las fábricas que han tenido que parar su producción temporalmente debido a la escasez de semiconductores. Ello ha desembocado en nuevos ERTE, como el que anunció SEAT el 15 de septiembre y el que tiene activado Mercedes-Benz en su planta de Vitoria.

TSMC es la empresa que desde Taiwán importa el mayor número de semiconductores. Controla aproximadamente un 60% de la producción mundial y casi la totalidad de microchips avanzados. Esto hace que la recuperación pase por la adaptación de la empresa al nivel actual de la demanda de estos componentes.

Se espera que el ritmo de fabricación de chips pueda adaptarse a la demanda a mediados del año 2022. Así, ante la falta de vehículos nuevos, el mercado de coches de segunda mano está elevando su volumen de negocio a unas cotas sin precedentes, que nos permitirá ver una evolución generalizada en el sector de la automoción en los próximos años.