Eduardo Zamácola: «De esta crisis saldremos con la solidaridad de todos los agentes del sector, tanto social como económico»

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
José Manuel Roldán, CEO y Editor de vivir Ediciones, junto a Eduardo Zamácola, Presidente de Acotex, durante la entrevista en las oficinas de Neck&Neck

Continuando con nuestra serie de entrevistas, conversamos con Eduardo Zamácola, CEO de Neck&Neck y Presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), para conversar sobre las consecuencias del covid-19, la vuelta a la normalidad y cómo lo está viviendo el sector textil en España.

Eduardo Zamácola, ¿cómo estás viviendo profesionalmente este momento que estamos atravesando? ¿Y a nivel personal?

Estoy tremendamente preocupado, más a nivel personal que profesional, y siendo a nivel profesional una situación dramática. Me preocupa todo, no solo el devenir de la compañía o del sector. A 31 de agosto las ventas acumuladas suponen una caída del 42%, una auténtica barbaridad. El sector, entonces, va a cambiar y habrá muchísimas empresas y comercios que cerrarán. Nosotros estamos cerrando muchas tiendas, la facturación se ha desplomado y es una situación muy muy complicada.

«Somos un país privilegiado, y no nos damos cuenta hasta que salimos y viajamos mucho»

Pero me preocupa muchísimo la situación social, el mundo que estamos dejando a nuestros hijos, o en el que estamos viviendo ya. Creo que va a haber una crisis social total, una cantidad de desempleo increíble. Por ejemplo con el tema de los okupas, pienso que todo esto va a acelerarse y me preocupa la calidad de vida que vamos a tener en este país. Somos un país privilegiado, y no nos damos cuenta hasta que salimos y viajamos mucho. No te das cuenta del país que tenemos, que es una maravilla. El problema es lo que vamos a tener a partir de ahora.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Zamácola: «Está claro que el teletrabajo va a quedarse y creo que el multitrabajo empezará a implantarse como modelo»

Y, de puertas para adentro, ¿cómo has llevado el tema del confinamiento en casa? Ahora precisamente que has estado expuesto a los medios por tu cargo en la asociación y tu empresa. ¿Cómo lo has manejado?

Al principio, con mucha incertidumbre: todos confinados, todo el mundo en ERTE, las tiendas cerradas… Hubo una carga importante de trabajo para ver cómo actuábamos, sumado a estar en casa con tres hijos y mi mujer. Yo he tenido dos suertes: la primera, poder venir todos los días a la oficina y estar aquí solo, especialmente para el tema de las videoconferencias que en casa era complicado con los niños. Además, la soledad de la oficina ha rendido muchísimo, ha sido mucho más productivo de lo que esperaba. Sin distracciones, todo concentrado en el trabajo y el sector. Y, luego, la vuelta a casa ha sido muy agradable… como cuando te vas de viaje y te reciben todos con los brazos abiertos. Yo era como el aire fresco que llegaba a casa, porque ellos estaban allí todo el día, y eso ha sido muy positivo.

Una de las cosas que ha pasado es que yo ahora veo el futuro laboral de forma muy diferente. Está claro que el teletrabajo va a quedarse. Visualizando y con un poco de creatividad, lo que va a pasar en el futuro es que vas a trabajar dos horas en esta compañía, otras tres en otra empresa y otra hora y media en, no sé, una consultora. Creo que el multitrabajo empezará a implantarse como modelo: trabajando ocho horas en un mismo sitio es imposible que rindas al 100%. Si trabajas en varias empresas que no sean competencia, sino complementarias, cambias de aires y puedes aplicar las cosas buenas que has aprendido en las demás. Me gustaría pensar que puede haber algo así en el futuro.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Desde 2006, Eduardo Zamácola dirige la empresa familiar de moda infantil Neck&Neck, que cuenta ya con más de un centenar de tiendas

Hablando de Neck&Neck, ¿cuál ha sido el recorrido desde el estado de alarma a nivel ventas y también laboral?

El 14 de marzo, nosotros cerramos el 100% de nuestras tiendas. Por lo tanto, la venta de tiendas físicas ha sido cero. En ese momento, teníamos 145 o 150 tiendas que cierran en su totalidad. Tenemos un formato online por el cual estamos apostando mucho y eso, evidentemente, ha tenido un repunte. Pero, más allá de eso, la gente no tenía ganas de comprar moda: no sabían cuándo o si la iban a poder usar, no podían probársela… Entonces, dentro de que las ventas online se han mantenido y, más o menos, han tirado algo, solo suponen entre el 8 y el 10% de las ventas totales. El 90% es en formato físico, y eso se ha desplomado.

Además, ha sido muy duro porque teníamos seis meses de stock en la tienda cuando nos obligaron a cerrar. Seis meses que habíamos comprado, pagado y que se estaba muriendo de asco. Ha sido una situación muy muy dura. Y, cuando hemos salido del confinamiento, hay muchas tiendas que no hemos abierto. Las ventas han sido descensos del 27% en junio, del 22% en julio y del 32% en agosto.

¿Qué tal las previsiones que hacéis de aquí a finales de año, con la vuelta al cole y la temporada de otoño/invierno?

Es imposible saberlo. Desde el confinamiento, estamos haciendo previsiones de qué va a pasar y cómo vamos a reaccionar, y vamos variándolas cada semana. Pensábamos que, una vez abiertos, las ventas iban a sufrir un poquito al principio y luego se iban a ir recuperando. Pero agosto ha sido catastrófico.

De cara a la vuelta al cole, nosotros vendemos uniformes escolares y este año ha caído un 25% su venta. Los padres están obligados a comprar los uniformes, pero tienen dudas de si los colegios van a estar abiertos y se esperan al final para comprar. Antes compraban dos o tres y ahora compran uno, por si nos vuelven a confinar.

«Los clientes antes pasaban una media de 28 minutos en la tienda y ahora una media de 7 minutos»

Además, los clientes antes pasaban una media de 28 minutos en la tienda y ahora una media de 7 minutos. Uno no está cómodo yendo a comprar con la mascarilla: la gente entra en la tienda, compra lo que ha visto que necesita y se va. Es muy difícil.

El Alcalde de Madrid, hace un par de semanas, recomendó a los barrios del sur no salir de sus casas a no ser que fuera imprescindible… Pues los que tenemos tiendas en esos barrios qué hacemos con las puertas abiertas. La gente está acojonada y no solo a nivel de seguridad sanitaria, sino a nivel económico: con una caída del PIB del 12%, la gente en ERTE, el desempleo se va a disparar… el consumo no se está levantando. «Para qué voy a gastar si no sé si si voy a tener trabajo mañana; me ahorro ese dinero». Y no se consume.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Neck&Neck es una marca familiar que comenzó en 1993 con vocación internacional y que, actualmente, tiene presencia en 14 países

Acotex es la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel, un espacio común de más de 800 empresas, cerca de 15.000 puntos de venta y más 80.000 trabajadores del sector Moda y Retail en España. Como presidente de la asociación, ¿qué te han transmitido los asociados durante estos meses? 

Durante esta pandemia, pongo muchísimo en valor el valor de una asociación. Hemos estado, ya no yo como presidente sino los gerentes, que están al pie del cañón, con una carga de trabajo brutal: dando explicaciones, haciendo de psicólogos con los comerciales… Nos llamaban y decían: “oye, ¿qué crees que va a pasar? ¿Cuándo vamos a abrir las puertas?”. El equipo de la asociación ha hecho una labor espectacular.

La primera inquietud fue qué va a pasar con los ERTE, cuándo se hace por fuerza mayor… Vale, todos tranquilos. Ahora, ¿qué va a pasar con los alquileres? A la contra de nuestros resultados, un 25% de coste es el personal y otro 20-25% es el alquiler. Entonces, hubo mucha movilización y muchos comerciantes quisieron unirse para hacer fuerza y que los caseros no cobrasen los alquileres. Y ha habido de todo: caseros que se han portado muy bien, otros que han sido implacables con lo que tenían firmado…

«La gente que ha abierto estos tres meses ha visto que ha sido un desastre»

En la tercera fase, han venido dudas de tipo: qué medidas hay que tener en la tienda cuando tengamos que abrir, las mascarillas, los guantes, las mamparas… Nosotros hemos ido incluso por delante del Gobierno en este tipo de cosas. Desde la asociación, le preguntamos al Gobierno: «¿cuáles son las medidas de seguridad que queráis que tengamos?». Y nos respondieron: “por favor, decidnos vosotros cuáles son las medidas que hay que tener y lo publicamos en el BOE”. Lo cual es increíble.

También estaba el tema de la apertura de locales de más de 400 metros, los centros comerciales no hasta una tercera fase… Todo esto ha hecho que los comerciantes tuvieran muchas dudas. Todo esto ha repercutido y se ha transformado en que un 15% de los comerciantes no hayan podido abrir sus puertas tras el confinamiento. Hay gente que dijo “yo estoy no lo veo claro, sigo en ERTE”. Y lo que ha pasado en estos tres meses es justo eso: un 22% de los comercios están cerrados. La gente que ha abierto estos tres meses ha visto que ha sido un desastre. Entonces, para estar pagando sueldo y alquiler y perder más dinero, prefiero estar con las puertas cerradas.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
La Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) fue fundada en 1977 y es la organización más representativa del sector Moda y Retail en España

Como comentábamos, el comercio online parece haber tomado impulso a raíz del confinamiento y la imposibilidad de acudir físicamente a las tiendas. ¿Crees que el sector textil en nuestro país está preparado para digitalizarse en tiempo récord? Es decir, ¿están preparadas las empresas y los clientes para estas nuevas soluciones?

En España, un 90-92% es tienda física. Eso antes del covid-19, que lo que ha hecho es acelerar todos esos procesos, ya que la única forma de vender era a través del formato digital. En España somos muy especiales, tenemos una climatología privilegiada y eso te permite salir hasta las nueve de la noche y comprar temporada de verano una vez entrado octubre/noviembre, que todavía hace buen tiempo. Cuando en otros sitios empieza el invierno duro, nosotros todavía estamos aquí a 30º. Claro, te vas a Suecia, a las cuatro/cinco de la tarde ya es de noche… no te apetece nada salir de compras, con un frío del carajo. Por eso, allí está más evolucionado el formato online.

Yo creo que aquí va a evolucionar, va a seguir creciendo. Supón que el año que viene va a subir un 50%, una auténtica barbaridad… estaríamos hablando del 20% del total de las ventas. El 80% seguirá siendo tienda física porque nos gusta salir a la calle, relacionarnos, nos gusta tocar, mirar… Eso se va a mantener.

«En España, el 80% de las ventas seguirán siendo en tienda física porque nos gusta salir a la calle, relacionarnos, nos gusta tocar, mirar…»

Por supuesto, esto es un aprendizaje para evolucionar y ser mucho más rápidos en la transformación digital que tiene que tener el comercio, porque ha estado muy retrasado. Cuando hablamos de digitalización del comercio, no hablamos de poner un iPad en las tiendas. Lo más importante es aprender la interrogación que tienes con el cliente y conectarlo. Al final, cuando tú pones atención y prevalece el dato a la intuición te das cuenta de que estás acercando a tu cliente, que es el que te está diciendo cómo está reaccionando.

En una tienda, cuando una empleada tiene continuamente a una señora entrando y preguntando por la talla de seis años y esa te falta, mientras que por detrás viene una señora y compra un artículo de doce años que va a la caja, paga y se va… De esa necesidad no te has enterado, tienes el chip de la talla seis. Cuando sacas el dato es cuando te das cuenta, porque una empleada no puede tener 100% conocimiento de lo que pasa en la tienda. Cuando tú mezclas esas dos herramientas es cuando todo es muy potente. Esa digitalización es muy importante en el comercio para poder darle al cliente lo que quiere, cuando quiere y al precio que quiere.

Freepik
Zamácola: «Uno no está cómodo yendo a comprar con la mascarilla: la gente entra en la tienda, compra lo que ha visto que necesita y se va»

La mascarilla, un elemento antes relegado al ámbito sanitario, se ha convertido en algo imprescindible en nuestro día a día. Para algunas personas, incluso, se está convirtiendo en un complemento de moda más. ¿Crees que puede suponer una bocanada de aire para la supervivencia de las empresas textiles en estas circunstancias?

No. La mascarilla es una necesidad, y va a seguir con nosotros durante mucho tiempo. Una cosa es que puedan surgir empresas u oportunistas que hagan mascarillas de un determinado tipo, de una determinada moda. y que puedan hacer dinero con eso. Es es algo puntual.

Las empresas de moda no estamos para hacer mascarillas, es algo que o haces un precio muy razonable o no obtienes un margen como para sostener una empresa de moda con sus servicios centrales, tiendas, alquileres… Eso no creo que vaya a ser una oportunidad. Otra cosa es que digas: estaba haciendo calcetines, he cerrado mi negocio y ahora voy a intentar hacer mascarillas. Ya veremos cómo van sucediendo las modas. Quedarse se va a quedar porque vamos a estar con ella un par de años, pero no es la salvación de las empresas de textil.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Zamácola: «Los padres están obligados a comprar los uniformes, pero tienen dudas de si los colegios van a estar abiertos y se esperan al final para comprar»

Sin duda, cada día son nuevas las noticias de rebrotes y el aumento del número de contagiados por coronavirus en España. ¿Qué necesidades tiene en estos momentos el sector? ¿Cómo podrían ayudar los diferentes gobiernos?

Lo primero es que nos escuchen y cuenten con nosotros. Durante el confinamiento, algo de lo que me queje mucho es que nos encontramos con noticias en el BOE de cosas que teníamos que hacer que eran auténticas barbaridades, sin habernos consultado. Lo primero es consultar a la gente que sabe de esto: tienes a una patronal que está a servicio tuyo y que representa a equis empresas… Cuanto menos, siéntate con ellos y pregúntales, seguramente te faciliten mucha información. Nosotros tuvimos mucha relación con el Ministerio de Comercio y, de todo lo que íbamos diciendo, hacían prácticamente lo contrario.

Segundo, la prolongación de los ERTE por causa de fuerza mayor, es obvio que se tienen que prolongar hasta diciembre. Además, con una caída de un 41% de las ventas en el sector, esto no es un problema coyuntural, sino estructural. Los ERTE no son ya una solución, esto ya se ha quedado aquí y reubicarlo va a costar mucho. Estamos generando una cartera de futuros desempleados brutal, sabemos de mucha gente que está en el ERTE y no van a poder volver a las tiendas. Entonces, si me queda un 40% de ingresos, tiene que desaparecer esa norma de mantener el 100% de la plantilla durante seis meses. Es imposible, cómo voy a pagar las indemnizaciones que están escritas en la ley para echar a la gente que tengo que echar y mantener mi compañía. Ese dinero que tiene Europa, hay que invertirlo en las debidas indemnizaciones por despido. Es una barbaridad, pero es la realidad.

«Lo que ha pasado con los ICO ha sido una auténtica vergüenza»

Por supuesto, pedimos una reducción del tipo de IVA. Si quieres fomentar el consumo, baja el IVA. Todo lo que hablo son medidas a favor de la empresa porque la empresa es la primera que da trabajo. Es la que va a conseguir que la gente vuelva a trabajar, consiga un sueldo y pueda llegar a fin de mes. O empiezas por arriba o acabaremos en una situación dramática. Lo que me temo que está pasando es que tenemos un gobierno que está tomando las medidas contrarias a lo que estamos pidiendo.

Otras medidas, a parte de las obvias como el fomento de consumo, son el tema de la financiación. No podemos endeudarnos más, falta liquidez y lo que ha pasado con los ICO ha sido una auténtica vergüenza. Las sucursales bancarias dan los ICO como les da la gana. Entonces, ahí hay que meter mucha mano.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Acotex tiene como objetivo ayudar a sus empresas asociadas para ser «más fuertes, competitivas y experimentadas»

Cerrando con el lado positivo que también estamos viendo durante esta situación tan excepcional, muchas empresas y muchas personas están sacando su lado más solidario. ¿Cuál ha sido el gesto que más te ha conmovido en estos días?

A nivel personal, he estado colaborando con una fundación que ha crecido a raíz de esto, y lo que hacíamos es preparar comidas para familias que no podían llegar a fin de mes. Se preparaban muchísimas comidas y ha habido gestos muy bonitos. Ha habido gestos bonitos por todos lados, la solidaridad sale y ha habido gestos muy importantes.

Profesionalmente, yo creo que de esta crisis saldremos con la solidaridad de todos los agentes del sector, tanto social como económico. O el casero ayuda al inquilino o el inquilino ayuda al casero; o hacemos esa cadena o aquí nos pegamos a tiros. Aprovechando esto, creo que es un logro de Miguel Garrido, como presidente de CEIM, haber aunado los intereses de Hostelería y Comercio y aislado sus diferencias. Hemos llegado a un acuerdo en el que el consejo de Comercio hemos apoyado a la comisión de Hostelería para decirle al Ayuntamiento que prolongara las medidas, como las terrazas, hasta el 30 de diciembre. Dos sectores complementarios que nos hemos puesto de acuerdo por intereses comunes.

Eduardo Zamácola Acotex Neck&Neck
Zamácola: «Me parece terrible perder a un ser querido por esta situación, pero aún peor no poder acompañarle en su muerte»

Para finalizar, como sabes, los periódicos de vivir Ediciones son leídos diariamente en numerosos municipios de Madrid. ¿Qué mensaje te gustaría lanzar a nuestros lectores y lectoras?

El primero, de ánimo a todos los que han sufrido este tema. Me parece terrible perder a un ser querido por esta situación, pero aún peor no poder acompañarle en su muerte.

También un mensaje de cuidado. Tenemos que aprender a convivir con este bicho y todavía queda mucho para que estemos todos limpios. Hay que tomar medidas de precaución, sin volvernos locos, respetar la distancia de seguridad, hacernos la prueba si tenemos síntomas… No puede ser que seamos el país más confinado y que tengamos el mayor número de rebrotes.

«Compartir experiencias, tanto los logros como los fracasos, es muy positivo»

Mandar un mensaje de ánimo también a nivel empresarial. Vienen curvas muy muy difíciles, y me parece que puede repercutir en la salud mental. La gente va a pasar por grandes crisis y depresiones. Así que mucho ánimo. También va a haber muchas oportunidades. Y que se apoyen en las asociaciones. En estos momentos, las asociaciones han sido todo un ejemplo en cómo han respondido y estado. En este aspecto, y no porque pagues una cuota, cuanto más compartamos, mejor, porque compartes tus buenas experiencias. Si a mí me hubiesen dicho un amigo, un compañero: “oye, mira, ten cuidado con este mercado porque yo fui y me pegué la bofetada”… ¡qué bien nos habría venido al sector, a nivel mundial! Compartir experiencias, tanto positivas como negativas —no solo los logros, compartir también los fracasos—, es muy positivo.