El Ayuntamiento de Alcorcón hace un llamamiento a la calma e insta a no participar «en concentraciones ilegales»

Ayuntamiento de Alcorcón.

«El actual estado de alarma tiene un único objetivo: proteger la salud de la ciudadanía y para ello es vital evitar aglomeraciones y respetar la distancia de seguridad para evitar la propagación del virus», comienza el Ayuntamiento de Alcorcón en un comunicado. Su prioridad, informan, es la protección de la ciudadanía «y por este motivo decretamos, tal y como nos demandaron los vecinos y vecinas de la zona y como determinaron los informes de la Concejalía de Salud Pública, Mayores y Servicios Sociales, el cierre de la plaza Príncipes de España con el fin de velar por la salud de la población y evitar las concentraciones ilegales que se produjeron el día anterior y que se estaban convocando a través de las redes».

El Ayuntamiento de Alcorcón condena así las aglomeraciones que se convocaron, en contra de la ley y normativas vigentes, durante la tarde del martes y los actos de intolerancia que se produjeron. «Este tipo de actitudes no sólo no reflejan la realidad de Alcorcón, ya que somos una ciudad tolerante, solidaria y comprometida, sino que ponen en serio riesgo la salud de nuestra población, que es y debe ser la única prioridad en la actualidad hasta que acabemos con el virus», señalan desde el Consistorio municipal. Las prioridades de este Gobierno son claras: «nuestro compromiso está del lado de la ciudadanía, de la protección de la salud, de la tolerancia y el respeto a los derechos y libertades, así como de la defensa de la sanidad pública y de todos los profesionales sanitarios ya que son los que están librando la batalla más importante y directa frente al virus y esta pandemia. No podemos perder de vista el objetivo de la lucha que mantenemos hoy, tras dos meses de confinamiento: vencer al virus. Por ello, hacemos un llamamiento a la responsabilidad y a la calma, a mantener el respeto de las limitaciones vigentes y a la tolerancia. No podemos permitirnos dar marcha atrás ahora», concluye el Gobierno local.