El enviado de la ONU cancela su visita al Sahara Occidental

El enviado de la ONU para el Sahara Occidental, Staffan de Mistura, en una fotografía de archivo. EFE/Salvatore Di Nolfi

Naciones Unidas, 4 jul (EFE).- El enviado de la ONU para el Sahara Occidental, Staffan de Mistura, decidió a última hora cancelar la visita que tenía previsto hacer al territorio del Sahara ocupado por Marruecos, según anunció este lunes la organización.

De Mistura, que se encuentra en Rabat para reunirse con autoridades marroquíes, planeaba inicialmente viajar desde allí al territorio saharaui, que aún no ha visitado desde que ocupa el cargo.

«Ha decidido no proceder con una visita al Sahara Occidental durante este viaje, pero espera hacerlo durante sus próximas visitas a la región», explicó en un breve comunicado el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric, que no dio explicaciones sobre el motivo de este cambio de planes.

Las visitas de los enviados al territorio saharaui suelen contar con el «visto bueno» de Rabat, que en algunas ocasiones ha llegado a vetar esos viajes o ha impuesto ciertas condiciones a la agenda de esos enviados.

Así, el último enviado que se reunió abiertamente con grupos saharauis independentistas fue Christopher Ross en el año 2012, y posteriormente el gobierno marroquí le prohibió viajar al Sahara, entrando en conflicto directo con Ross, al que llegó a declarar «persona non grata».

El Frente Polisario culpó hoy inmediatamente de la cancelación de la visita de De Mistura al Gobierno marroquí y reclamó al Consejo de Seguridad de la ONU y al secretario general de la organización, António Guterres, que actúen ante el «obstruccionismo» de Rabat.

En un comunicado remitido a Efe, el Frente Polisario dijo que Marruecos ha frenado el viaje del diplomático para impedir que «vea de primera mano la opresión a la que los civiles saharauis y los activistas de los derechos humanos son sometidos a diario bajo la ocupación militar ilegal marroquí».

De Mistura, nombrado el pasado año como enviado personal del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, hizo un primer viaje a la región el pasado enero, en el que visitó Rabat y los campos de refugiados saharauis en Argelia, así como Argel y la capital de Mauritania.

En esta ocasión, no tenía previsto viajar a Tinduf (Argelia), sede del movimiento independentista Frente Polisario, ni a Argel, un punto habitual en estas giras.

Según fuentes diplomáticas, tanto el Frente Polisario como las autoridades argelinas se mostraban contrarias a recibir a De Mistura si viajaba en primer lugar a Rabat, a pesar de que ese ha sido tradicionalmente el orden en estas giras de los enviados de Naciones Unidas.

El conflicto se encuentra desde hace año en un momento de bloqueo total, dado que Marruecos únicamente propone un estatus de autonomía de contornos imprecisos para el territorio y el Polisario exige que cualquier solución se decida en un referéndum con opción de independencia.

Para empeorar las cosas, Argel y Rabat rompieron relaciones diplomáticas en agosto del pasado año, una ruptura que más tarde arrastró a España, cuando el gobierno argelino retiró a su embajador en España en protesta por la nueva postura española de apoyo al plan marroquí de autonomía como la mejor salida para el conflicto.