El PP buscará mostrar que Feijóo es la alternativa en el debate de la nación

Foto de archivo del 25 de febrero de 2015: los diputados del Partido Popular (PP) aplauden al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al término de la sesión de la mañana en la segunda jornada del debate del estado de la nación. EFE/CHEMA MOYA
SPAIN NATION DEBATE:Members of Parliament from the People's Party applaud Spanish Prime Minister, Mariano Rajoy (R), at the end of the second day of the State of Nation Debate at the Lower Chamber in Madrid, Spain, on 25 February 2015. EFE/Chema Moya

Madrid, 4 jul (EFE).- El Partido Popular pretende convertir el debate sobre el estado de la nación en la demostración de que los populares y su líder, Alberto Núñez Feijóo, no son la oposición sino la «alternativa» al Gobierno de Pedro Sánchez y de sus aliados, con los que, aseguran, España no podrá salir de la crisis.

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha subrayado este lunes en rueda de prensa que Feijóo estará «frente a frente» con Sánchez, pues se sentará en el primer escaño de la oposición, aunque por su condición de senador será Cuca Gamarra, portavoz popular en la Cámara Baja, quien intervenga en el debate.

El PP ha criticado como una muestra del «deterioro institucional» el retraso de Sánchez al convocar un debate que no se celebraba desde 2015 y que va a coincidir de forma parcial con la escuela de verano que los de Feijóo celebrarán entre el 13 y el 15 de julio en El Escorial bajo el título «Construyendo una alternativa europea», estaba convocado, señalan, antes que el debate.

Feijóo reunirá este martes a su equipo en la Cámara Baja para trabajar los ejes de la intervención de Gamarra con la premisa de que «con los socios de Sánchez» y «sin contar con el PP», «España no va a salir de la crisis» y tampoco conseguirá bajar la inflación.

El PP mantiene la «mano tendida» al Gobierno en cuestiones de Estado y sigue vigente su propuesta de pacto en defensa y seguridad nacional, al tiempo que censura que Sánchez pida ahora un acuerdo de país en defensa mientras no resuelve la desunión en su coalición.

Además, los populares tienen previsto enviar en los «próximos días», aunque no detallan cuándo, una propuesta de regeneración judicial, aunque no ven voluntad de negociar con quien anunció una reforma de Consejo General del Poder Judicial sin avisarles.

Entre las políticas que el PP critica de Sánchez se encuentra además el proyecto de ley de memoria democrática, porque ven «muy grave» que el Gobierno «pacte la historia con los herederos de ETA» y la «relectura de la transición» al ampliar la ley hasta 1983.

En todo caso, el PP llega al debate con el foco puesto en la economía y ve al Gobierno nervioso por calificativos como el de «trumpista» a Feijóo. «Es el perfecto síntoma que cuando uno empieza a percibir que puede perder el partido empieza a dar patadas. Y si uno quiere ganar el partido tiene que meter más goles, no meter más patadas. Mal síntoma para él», ha advertido Bendodo.

EL PP BUSCA PERFILES GANADORES PARA LA PRIMAVERA DE 2023

Por otra parte, el PP renovará este mes sus direcciones autonómicas en Murcia, donde repite Fernando López Miras, y en Extremadura, con María Guardiola Martín como nueva líder, y retomará después de agosto los congresos pendientes en Asturias, Cantabria o La Rioja, con una máxima: «construir equipos ganadores» porque «el PP no se puede permitir el lujo de elegir al que va a perder las elecciones».

El objetivo es haber completado la renovación pendiente antes de que termine el año para poder configurar las listas de cara a las elecciones municipales y autonómicas en 2023.

En ese sentido, y aunque Feijóo haya viajado a País Vasco y Cataluña, donde ha pedido volver a conectar con el electorado, el PP no tiene como prioridad los cambios orgánicos en estos dos territorios, donde no hay comicios autonómicos en primavera. «Cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente», ha apuntado Bendodo.