El Hospital de La Princesa adquiere nuevos equipos de alta tecnología en imagen para atender la pandemia en la Comunidad de Madrid

El Hospital La Princesa

Se han invertido 669.000 euros entre el nuevo equipamiento y la renovación de infraestructuras de este centro hospitalario

El Hospital Universitario de La Princesa de la Comunidad de Madrid ha adquirido nuevos equipos de alta tecnología en imagen para atender la pandemia del COVID-19 en la región, a través de una tramitación con carácter de emergencia de los contratos para adquirir este equipamiento. Además, ha acometido la renovación de parte de su equipo eléctrico y de su red de saneamiento.

En concreto, el hospital ha adquirido dos nuevos equipos de diagnóstico por imagen: un tomógrafo por impedancia y otro de tomografía computerizada. El primero proporciona imágenes basadas en el análisis de las características eléctricas en los tejidos estudiados y permite comprobar el nivel de ventilación y los cambios del volumen pulmonar de los pacientes.

Esto ayuda a incrementar las posibilidades de éxito en el tratamiento de aquellos pacientes con daño pulmonar severo, como ocurre con algunos enfermos infectados por el coronavirus. La inversión en este equipo ha sido de 65.757,42 euros.

Igualmente, el hospital ha adquirido un equipo de tomografía computerizada, por valor de 390.000 euros. Es más rápido y reduce la radiación que el paciente recibe, al tiempo que evalúa de forma precisa las posibles complicaciones post-COVID.

Además, en estos meses el Hospital Universitario de La Princesa ha realizado importantes mejoras en sus instalaciones. En primer lugar, ha renovado su centro de trasformación eléctrica (que garantiza el correcto suministro, salvaguarda su estabilidad y lo asegura al centro en caso de avería), aumentando su potencia y la seguridad en todo el centro. En total, se ha llevado a cabo una inversión de 113.721,85 euros. Y también se ha tramitado la mejora de la red de saneamiento por un importe de 99.525,16 euros. Los trabajos se han realizado en distintos tramos de la canalización de la red, tanto en renovación de tubulares como arquetas y otros elementos de la misma para asegurar un correcto flujo del agua y evitar posibles repercusiones en otras estructuras cercanas a las tuberías.