La Comunidad de Madrid presenta una guía de buenas prácticas para la seguridad ante incendios en locales de ocio y restauración

Imagen: Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid ha presentado una guía de buenas prácticas destinada a preservar la seguridad de los usuarios en caso de incendios en locales de ocio y restauración

El director general de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), Pedro Antonio Ruiz, entregó el documento a representantes del sector en la sede del organismo.

La guía fue elaborada por la ASEM112, basándose en los conocimientos y la experiencia de los Servicios de Prevención del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital. Además, se tuvo en cuenta la legislación sectorial que regula las normas de seguridad y uso de este tipo de establecimientos.

Algunas de las recomendaciones destacadas en la guía incluyen:

  1. Respetar el aforo autorizado: Es esencial cumplir rigurosamente con el aforo permitido en el local.
  2. Mantener recorridos y salidas de evacuación libres: Los caminos de evacuación deben estar despejados de obstáculos u ornamentos que puedan dificultar la salida. Además, deben contar con señalización adecuada y luces de emergencia visibles.
  3. Salidas de emergencia operativas: Las salidas de emergencia deben estar siempre operativas, con aperturas que no requieran llave y puedan abrirse con una suave presión.
  4. Ubicación visible de extintores y bocas de incendio equipadas (BIE): Estos equipos deben estar visibles, señalizados y accesibles. Las BIE deben tener una presión suficiente.
  5. Mantenimiento de la central de detección: La central de detección de incendios debe permanecer en funcionamiento en todo momento, y está prohibido desconectarla.

Además, la guía incluye recomendaciones específicas para restaurantes, como el control periódico de instalaciones de riesgo especial, limpieza de campanas y conductos de extracción de humos, y medidas de seguridad estrictas para los flambeados.

La Comunidad de Madrid sugiere tener un Plan de Autoprotección actualizado e implantado, registrado en la Comunidad y disponible en el establecimiento para los servicios de emergencia. En casos en los que no sea obligatorio contar con este plan, se insta a tener un Plan de Emergencia que incluya principios básicos de autoprotección, planos de sectorización, evacuación y sistemas de Protección Contra Incendios (PCI) disponibles en el local.