Madrid aprueba inicialmente el Plan Especial para implantar un supermercado de proximidad en el Paseo de Delicias

El proyecto, que lleva pendiente desde 2015, responde a una carencia de este tipo de establecimientos en el distrito de Arganzuela

El Ayuntamiento ha dado el visto bueno en la Junta de Gobierno a la aprobación inicial del Plan Especial para la instalación de un supermercado, Mercadona, de proximidad en el Paseo de las Delicias, un proyecto que lleva esperando desde 2015 y que mejorará la oferta comercial del distrito de Arganzuela, dotándolo de una nueva actividad que servirá para abastecer al entorno más cercano, además de contribuir a reducir los movimientos de vehículos, favoreciendo así la calidad de vida de sus vecinos.

El ámbito del Plan Especial, tramitado por el Área de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes, ocupa una superficie de 2.750,10 m2 y está integrado por tres locales: uno en el Paseo de las Delicias 74-76, otro en el edificio de la calle Cáceres 10 y por el local interior de la calle General Palanca.

El objeto de este Plan, que tiene informe favorable de la CPPHAN (la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico Artístico y Natural), es doble, según ha explicado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís:

  • Por un lado, consiste en la ordenación de los volúmenes de la zona de los locales que ocupan el patio de manzana para permitir la implantación del uso terciario comercial, con el fin de mejorar dicho espacio. Se reduce la volumetría de la edificación existente y se ejecuta una cubierta ajardinada de tipo ecológica.
  • Por otro lado, se hace la valoración y control urbanístico de la incidencia que sobre el medio ambiente tiene la implantación del uso terciario.

La propuesta no incrementa la superficie construida y reduce tanto el volumen como la altura, lo que garantiza una mejora de las condiciones estéticas y lumínicas de las viviendas recayentes al patio, al mejorar la exposición solar de las mismas. Toda la actuación supone una mejora de las condiciones de habitabilidad e higiene del patio de manzana.

El nuevo supermercado contará con una planta bajo rasante de 1.200 m2 destinada a garaje, con 18 plazas y tres para carga y descarga; una planta baja en la que se desarrollará la actividad de mediano comercio, con acceso principal desde el Paseo de las Delicias y un acceso peatonal desde la calle Cáceres; y una planta primera donde se ubicarán las dependencias de personal y zona administrativa.

Los locales en la actualidad no tienen ninguna actividad y en la manzana no existe en estos momentos ningún establecimiento comercial en la categoría de mediano comercio. Este supermercado de proximidad tendrá un aforo aproximado para 800 personas.

La presente propuesta, que debe someterse ahora a un periodo de información pública, atiende a criterios de coherencia y eficacia.