Madrid Misterioso: La Sangre de San Pantaleón

Monasterio-de-la-Encarnación

Un misterio que, cada 27 de julio, se puede apreciar en la Iglesia de la Encarnación: la sangre sólida que se convierte en líquida

Hoy, en Madrid Misterioso, traemos una historia más que curiosa: el misterio de la sangre de San Pantaleón. Para empezar, vamos a contar un poco quién era este tal Pantaleón. Se trató de un médico de la nobleza que vivió hacia el siglo IV d.C. Nació en Turquía y, tras convertirse al cristianismo, fue acosado y martirizado hasta la muerte, el 27 de julio del 304 d.C. 

Algunos fieles recogieron la sangre del mártir con algodones y la repartieron en diferentes ampollas que acabaron cada una en un punto del continente. Una de ellas se encuentra en el Real Monasterio de la Encarnación, junto a la plaza de Oriente. 

Hasta aquí todo normal. El  problema es que la sangre guardada en esa ampolla no siempre es sólida. Una vez al año, el 27 de julio, la sangre se vuelve líquida durante 48 horas. Es un fenómeno para nada oculto, ya que lo podemos ver con nuestros propios ojos cuando llega la fecha.

La Inquisición investigó el extraño suceso durante 7 años para dilucidar si se trataba de un engaño. Se comprobó que era real, ya que se repitió una y otra vez a lo largo de ese periodo de tiempo. De hecho, se dice que, si no se produce, es signo de mala suerte o de que algo va a ocurrir. 

Ya sabéis, si queréis ver la licuefacción de la sangre de San Pantaleón, solo tenéis que acudir al Monasterio de la Encarnación un 27 de julio

Este Monasterio tiene un par de cosas curiosas además del milagro. Cuenta con una enorme sala de reliquias que también se puede visitar. En ella se encuentra la ampolla. Las monjas instalaron pantallas para ampliar la imagen y que se pudiera ver mejor. Además, en la fachada del lugar se puede leer en un cartel «Prohibido hacer aguas menores». El Monasterio estuvo unido al Palacio Real durante años por un pasadizo elevado, que también fue una biblioteca.

Cómo llegar (Plaza de la Encarnación, 1)

Ramal desde Príncipe Pío hasta Ópera y 4 minutos andando

La próxima semana, conoceremos la historia de La Casa del Pastor. ¡No te la pierdas!