Madrid rechaza la propuesta para hacer un centro de salud en la exsede de la Ingobernable

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha rechazado este miércoles, con el voto en contra del PP, Cs y Vox, una proposición de Más Madrid que planteaba aprobar un plan especial para cambiar la catalogación del edificio municipal del Paseo del Prado que estaba okupado por el colectivo La Ingobernable, para ubicar ahí un centro de salud.

Más Madrid pedía que se reubicara en este inmueble el centro de salud actualmente existente en la calle Alameda, como prometió durante la campaña electoral el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

Sin embargo, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Cs), ha alegado que Más Madrid presentaba «un proyecto imposible», y que, si bien el Ayuntamiento está «estudiando todas las posibilidades» para el futuro del edificio, «la única forma de implantar si se pudiera» un centro de salud en dicha ubicación «es justamente no aprobando su plan especial».

El Ayuntamiento es el titular del inmueble, después de que la exalcaldesa Manuela Carmena pusiese fin a la cesión del edificio a la Fundación Ambasz por parte de Ana Botella para construir un museo de arquitectura derruyendo el edificio, tras lo cual el inmueble fue ocupado por el colectivo de La Ingobernable en 2017.

En noviembre del año pasado el Consistorio madrileño, ya bajo el mando de Almeida, efectuó su desalojo y anunció que cedería este edificio para convertirlo en un Museo Judío, proyecto al que finalmente renunció tras no recibir la documentación requerida a los promotores de aquella iniciativa.

Vecinos de la Asociación Centro y Letras han acudido esta mañana al Ayuntamiento para exigir que este inmueble sea de servicio dotacional para el barrio, en el que se incluya un centro de salud o una biblioteca.

«Si quiere le acompaño ahí afuera a decirle a los vecinos la verdad (…) su causa es una causa imposible», ha espetado Fuentes al concejal de Más Madrid Miguel Montejo, al que ha acusado de hacer «un ejercicio de pancartismo» y ha pedido «que rediriga a toda esa gente» que está «manifestándose vendiendo lo que (Más Madrid) les ha vendido».

El delegado ha señalado que la polémica en torno a este inmueble la creó el Gobierno de Manuela Carmena «permitiendo que unos okupas se alojaran por la cara en un edificio de todos los madrileños».

Y ha asegurado que el Ayuntamiento está trabajando en la creación de una comisión junto a la Consejería de Sanidad para estudiar posibles ubicaciones para un nuevo centro de salud en el barrio de Cortes.

Desde Más Madrid, Montejo ha recriminado a Almeida que siga «sustrayendo el patrimonio de la ciudad», y ha insistido en que se habilite un centro de salud en el edificio «y, si cabe, una biblioteca».

La edil socialista Mar Espinar ha reprochado al alcalde que haya pasado de «regalar» el inmueble a «juguetear con la idea de presentarse de nuevo como el hermano bibliotecario y boticario de la ciudad», y ha acusado al Gobierno de «renunciar a hacer política de barrio».

Y el concejal de Vox Pedro Fernández ha argumentado que el uso sanitario impediría «la adecuada conservación» de un edificio de «evidente valor histórico y artístico» que, además, «no está acondicionado» para tal fin y tendría que acometer unas obras que «desvirtuarían» el inmueble.

Por parte de la Asociación Centro y Letras, una de sus integrantes, Sara Robles, ha señalado a los periodistas: «Aunque parezca un disparate este barrio no tiene nada de esto y para nosotros es un pulmón para el vecindario porque no nos caben más museos, no caben servicios».

Han recordado que Almeida prometió durante la campaña electoral que desalojaría a La Ingobernable para convertir el edificio en un centro de salud aunque el alcalde ya ha descartado que esto vaya a suceder porque dicha dotación se edificará un nuevo centro en el distrito, aunque no en Letras sino en Malasaña, en el solar de Antonio Grilo, también okupado.

Fuente: © EFE 2020