«Por lo que de verdad importa»: entrevistamos a Manuela Bergerot, Coportavoz de Más Madrid en las elecciones del 4M

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M

Nos reunimos con Manuela Bergerot, Coportavoz de Más Madrid, para conversar sobre la cita electoral que viviremos el próximo 4 de mayo.

Buenos días, Manuela. Estamos atravesando un momento muy complicado por la crisis derivada del covid-19 y, por si fuera poco, un día nos despertamos con la noticia de que se disuelve la Asamblea de Madrid. ¿Cómo vivisteis desde Más Madrid ese momento en el que se convocan elecciones? ¿Había previsión de que algo así pudiera suceder?

Ese primer momento fue como el gran gesto irresponsable de Ayuso. Crees que nunca se puede superar a sí misma y, de repente, hace otro golpe de efecto de irresponsabilidad absoluta. Todo por un cálculo partidista justo cuando más certezas necesitamos como sociedad. Entonces, lo vivimos como el golpe final de irresponsabilidad con un carácter casi individualista porque, si nos fijamos en las confrontaciones que ha querido elevar después en la campaña electoral —a nivel estatal con Pedro Sánchez, con Pablo Casado…—, vemos unos cálculos que nos dejan a todos los madrileños y madrileñas a los pies de los caballos.

Mientras tanto, en la Asamblea de Madrid, Mónica García y todo el grupo parlamentario hemos sido los únicos que hemos hecho una oposición firme, poniendo sobre la mesa propuestas para salir, primero, de la emergencia sanitaria y, después, de la social. Entonces, una vez más nos echamos sobre las espaldas la responsabilidad de impedir esta barbaridad.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
La entrevista a Manuela Bergerot en los periódicos de vivir Ediciones del mes de abril

Todo parece indicar que nos encaminamos al fin del Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, lo que supondrá el fin del confinamiento perimetral, toque de queda, restricciones en el número de personas que se pueden reunir… ¿Qué opinión te merece que no se prorrogue? ¿Qué actuaciones podría poner en marcha el Gobierno de la Comunidad de Madrid para seguir garantizando la seguridad sanitaria?

Lo que nos dicen los expertos en salud pública, como Javier Padilla o Mónica García, es que los cierres perimetrales no han servido para nada, ha sido algo ficticio. Si querías pasar de una zona a otra no había ninguna medida de control. Además, cuando se han aplicado, también ha quedado demostrado que el criterio no estaba basado en la evidencia científica: a veces ha sido sobre una acumulación de 200 casos y otras sobre 1000. Los barrios del norte de Madrid no estaban confinados con una incidencia muy alta y los del sur sí. Lo que sí podían hacer es salir para ir a trabajar al centro. Así que esa es la diferencia entre medidas partidistas y medidas contrastadas por la evidencia científica.

«Lo primero que hay que hacer es contratar más rastreadores»

En nuestra opinión, lo primero que hay que hacer —y llevamos diciéndolo en la Asamblea todo el último año— es contratar más rastreadores, que parece que se ha olvidado que son importantes. Lo segundo, una buena campaña de vacunación que no ha habido. Solo han habido medidas para poder hacerse la foto, como lo más grandilocuente que sería crear un hospital en cuatro meses. Esto está provocando que las personas mayores, en vez de sentirse seguras y vacunarse con su médico de cabecera y sus enfermeros —que son sus personas de confianza y de referencia—, se tengan que desplazar con el problema añadido de la movilidad. Está pensado desde la centralidad de Madrid capital, pero una persona que viva al Noroeste de la región tiene que hacerse 50 km de ida y 50 km de vuelta para vacunarse en el Zendal. Eso sin tener ni siquiera un tren de cercanías o un autobús que les lleve a estos hospitales. Todas estas medidas están profundizando en la desigualdad en la Comunidad de Madrid, cuando nosotros queremos buscar un equilibrio territorial.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
«Mónica García y todo el grupo parlamentario hemos sido los únicos que hemos hecho una oposición firme, poniendo sobre la mesa propuestas»

El covid-19, además de una emergencia sanitaria sin precedentes, ha traído consigo también una profunda crisis económica y el aumento del desempleo. Si analizamos este aumento del paro, vemos que entre los más afectados se encuentran los jóvenes y las mujeres mayores de 45 años. ¿Qué medidas se contemplan para fomentar el empleo y paliar la crisis laboral en estos sectores de la población?

Y todas las que quedan invisibilizadas. Hemos hecho un cálculo de que si el 0,6% de los más millonarios pagaran el Impuesto de Patrimonio, recaudaríamos mil millones de euros. La Comunidad de Madrid se ha convertido en un paraíso fiscal dentro de España. Si queremos implantar, por ejemplo, medidas de formación y empleo para los jóvenes en temas de transición ecológica nos dicen: “¿y de dónde vais a sacar el dinero?”. Pues de ahí. Para que haya justicia social tiene que haber justicia fiscal, y eso en Madrid no está pasando.

«En Finlandia, las multas de tráfico por exceso de velocidad son acordes a las rentas de quien comete la infracción.»

Hablando de fiscalidad, un informe del Instituto de Estudios Económicos ha afirmado que la Comunidad de Madrid es la más eficiente de España en la recaudación de impuestos (un 63% por encima de la media), pese a aplicar los impuestos más bajos (un 22,4% por debajo). ¿Qué estrategia fiscal pondría en marcha un gobierno de Más Madrid en los próximos cuatro años de legislatura?

Hay una imagen que pone siempre Mónica sobre su familia que creo que lo ejemplifica perfectamente: ella tiene a su padre de 80 años y a su hija, Rosita, que tiene 6 años. Entonces, cuenta cómo iba con su padre, su hija y una maleta que lleva ella porque, si no, no llegaban. Tiene que haber un reequilibrio de las fuerzas y el que más tenga que más tire: el hombre de 80 años no va a poder llegar si tiene que coger la maleta y la niña pequeña no va a poder crecer.

Otro ejemplo que me encanta es sobre lo que pasa en Finlandia. Allí, las multas de tráfico por exceso de velocidad son acordes a las rentas de quien comete la infracción. Veinte años lleva ocurriendo esto en Finlandia, y si investigamos los accidentes de tráfico seguramente sean más bajos que aquí. Entonces, si quieres vivir por encima de los demás, tendrás que pagar en base a tus ingresos.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
Mónica García es la candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones el 4 de mayo

Más Madrid ha presentado un ambicioso proyecto llamado “Reanima Madrid” para los 100 primeros días de un Gobierno liderado por Mónica García. ¿Qué propuestas destacarías del programa electoral para reactivar la economía de la región?

Tenemos un plan de futuro sobre la Comunidad de Madrid, pero no es realizable cuando un 20% de la población está en riesgo de exclusión social. Para poder desarrollar ese plan, primero tenemos que atender las emergencias. Y esto no significa sólo destinar 60 millones de euros para que 5.000 personas en Madrid puedan tener comida. Parece que se ha olvidado una vez ha pasado la pandemia, ha pasado Filomena… pero las colas del hambre siguen existiendo. Y encima vemos cómo la derecha y la ultraderecha criminaliza a esos hombres y mujeres que se ven en esta situación. Lo primero que hay que poner sobre la mesa son los derechos básicos, por ejemplo, con una tarjeta de alimentación que generase autonomía en estas personas y que no las expusiese a ojos de los demás.

Otra emergencia sería que los madrileños no tuviéramos que elegir entre pagar la luz o pagar la comida. La pobreza energética en Madrid sigue existiendo, más allá de la Cañada Real donde 1400 niños llevan seis meses sin luz. Hay otros muchos municipios de la Comunidad de Madrid donde esto es una realidad, pero no se ve.

Hay medidas que también considero básicas como la contratación de 800 médicos y 600 enfermeros y enfermeras para poder volver a dotar a los centros de atención primaria de los recursos y las infraestructuras que necesitan. Es básico para poder seguir adelante.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
Manuela Bergerot junto a José Manuel Roldán, CEO y Editor, y Sofía Jiménez, Coordinadora de vivir Ediciones

Uno de los sectores más afectados por esta crisis sanitaria ha sido la hostelería. Precisamente, en la Comunidad de Madrid se han desarrollado políticas que han permitido a la hostelería seguir funcionando con menos restricciones que en otras comunidades autónomas. En este equilibrio entre asegurar la seguridad sanitaria e impedir que muchos de estos negocios echen el cierre, ¿cuál es el planteamiento que realizáis desde Más Madrid? ¿Cómo se abordaría la situación de este sector clave en la economía madrileña?

No solo es clave, sino que se les ha dejado abandonados. Desde el momento en el que se pone sobre la mesa un falso debate como es “o la economía o la salud”, se genera una de las primeras irresponsabilidades que Ayuso puso sobre la mesa. Sin salud, no hay economía posible. La economía no es un ente abstracto, sino que sale adelante gracias a todas esas pymes, los pequeños hosteleros y los comercios de barrio gracias a los que, durante la pandemia, tuvimos seguridad alimentaria y pudimos tejer esa comunidad que nos ha salvado en pandemia.

«Se pone sobre la mesa un falso debate como es “o la economía o la salud”. Sin salud, no hay economía posible»

La irresponsabilidad de Ayuso de haber convocado elecciones es que todas las ayudas destinadas a la hostelería no han llegado, se han quedado en un anuncio. Precisamente, lo que hay que hacer es dar ayudas directas a estos empresarios para que puedan pagar los ERTE, seguir adelante con sus negocios y salir de esto. Con “salir adelante” no me refiero sólo a económicamente, sino socialmente. Algo que no se ha puesto aún sobre la mesa son todos esos problemas de salud mental derivados de la angustia de no saber si puedes pagar el alquiler de tu local o el sueldo de tus trabajadores, o tener tu propio sueldo.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
Iñigo Errejón durante la celebración de un acto electoral en Leganés junto a sus compañeros de Más Madrid-Leganemos

Hace unas semanas, Iñigo Errejón fue noticia por pedir en el Congreso de los Diputados un Plan Nacional de Salud Mental. En este aspecto, uno de los problemas que más afecta a nuestra sociedad es el de la soledad, que se puede dar en personas de todas las edades con graves consecuencias. Algunos países como Japón o, más recientemente, Reino Unido ya cuentan con un Ministerio de la Soledad para abordar esta lacra social que no deja de crecer en los últimos años. Para abordar este tema en la región, ¿te plantearías crear una “Consejería de la Soledad” en la Comunidad de Madrid?

A estos asuntos nos referimos cuando decimos que vamos a poner sobre la mesa lo que de verdad importa. Es lo que hemos venido haciendo. Sin ir más lejos, durante el gobierno de Manuela Carmena en Madrid ya hubo un plan contra la soledad no deseada de las personas mayores. Pero esto no viene dirigido por una conserjería, sino que hay que implantarlo en lo comunitario. Vuelvo a la importancia que tiene, más allá del asistencialismo social, garantizar derechos que hagan que las personas se sientan partícipes de su comunidad, responsables de su progreso.

«Garantizar derechos que hagan que las personas se sientan partícipes de su comunidad»

Por ejemplo, durante la anterior legislatura de Carmena, en los distritos de Tetuán y Chamberí se involucró a todos los habitantes en la lucha contra la soledad no deseada a través de una cooperativa social. Los ciudadanos y las ciudadanas son los mejores agentes sociales que hay: identifican a las personas mayores de su barrio, si bajan a comprar el pan, si hace unos días que no les ven… Me refiero a involucrar a las personas en su comunidad y hacerlas parte, obviamente, sin dejarlas abandonadas y siempre bajo la tutela de una Consejería. No me refiero a la autogestión a la que ha derivado Ayuso, por ejemplo, a los sanitarios, que se han tenido que autoorganizar. Hay que poner un plan de coordinación y aportar los recursos y la inversión que sean necesarios.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
«La Ley de Cambio climático estatal no es tan ambiciosa como están marcando los partidos verdes europeos»

En una reunión mantenida recientemente con asociaciones ecologistas, os habéis comprometido a crear en la Comunidad de Madrid una Ley de Cambio Climático con emisiones nulas en 2040. La mayoría de municipios madrileños todavía no han experimentado medidas como “Madrid Central” o “Madrid 360” en la capital. Para poder cumplir este objetivo de emisiones nulas en la región, ¿cómo se va a abordar esta cuestión?

La Ley de Cambio climático estatal no es tan ambiciosa como están marcando los partidos verdes europeos, y por eso hemos hecho nuestra propuesta para la región. Parece que se nos ha olvidado que, antes de la emergencia sanitaria, veníamos de una emergencia climática. Además, los científicos han demostrado que ambas están vinculadas.

La sostenibilidad tiene que tener tres patas: medioambiental, económica y social, un tripe balance. Esto lo podemos trasladar a los municipios: por ejemplo, si las personas tienen que desplazarse a Madrid capital para desarrollar su empleo pero no tienen opciones de movilidad a través del transporte público, ahí la vida no es sostenible. Las mujeres de la sierra norte son un claro ejemplo de cómo sufren esto: tienen que elegir entre desarrollar una carrera profesional o dedicarse a las tareas de cuidado y del hogar. Ahí no hay desarrollo posible, y habría que favorecer el autoempleo.

Por eso, la sostenibilidad medioambiental tiene que ir ligada a los otros dos pilares; sin ello, no hay posibilidad de hacer una transición ecológica a la altura de Europa.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
«La buena gobernanza es el diálogo, el entendimiento entre diferentes»

Eres experta en recuperación de la Memoria Histórica y de la Memoria Feminista, un ámbito en el que empezaste como responsable de comunicación y relaciones institucionales en la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo. Dentro de este ámbito, ¿qué proyecto te gustaría llevar a cabo en la Comunidad de Madrid durante la próxima legislatura?

En materia de memoria, en España y en Madrid está todo por hacer.

Cuando hablamos de memoria hablamos del derecho cívico a la memoria. Está recogido por el consejo de Derechos Humanos de naciones unidas y se sustenta sobre cuatro pilares: derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Cuando hablamos de memoria estamos hablando de víctimas, de grandes violaciones de Derechos Humanos y, por lo tanto, estamos hablando de que hoy en Madrid, hombres y mujeres tienen derechos desatendidos: derecho a la reparación, a que sus familiares sean exhumados de las fosas comunes donde están y de que se les de un entierro digno, porque es absolutamente una anomalía democrática que hayamos construido una democracia sustentada sobre fosas comunes. Lo que pasa es que lo tenemos tan naturalizado que no hemos magnificado la imagen terrorífica que supone.

«En materia de memoria, en España y en Madrid está todo por hacer»

Ese es el principio de todo: el derecho a la justicia, a que se investiguen los cuarenta años de dictadura. Algunas medidas que podrían tomarse es, por ejemplo, la creación de un Centro de la Memoria en Carabanchel, que reconocería política y socialmente a esos hombres y mujeres que lucharon contra un franquismo que estaba alineado con el fascismo y el nazismo. Otras ciudades europeas, como Lisboa, cuentan con un Museo de la Memoria donde se rinde homenaje a esos hombres y mujeres que trajeron la democracia. Así, garantizaríamos el derecho a la verdad, a conocer nuestra historia, a conocer esas experiencias militares de defensa de la democracia.

Además, también acercaríamos a los más jóvenes esa tradición y esa herencia de la lucha democrática, para que tomen conciencia del recorrido que han tenido los derechos y las libertades que tenemos en el presente. Cuando tomas conciencia de cómo se ha adquirido esto, te comprometes con ello y solo así lograremos que puedan defenderlos, ampliarlos y mejorarlos en el futuro. Este es el compromiso que tenemos con quienes nos precedieron: garantizar, ampliar y defender estos derechos que tardan tanto en conseguirse y muy poco en destruirse. Y no me refiero aquí sólo a los negacionistas de la historia, sino a los partidos de ultraderecha a los que les gustaría que solo haya un modelo de persona, donde la diversidad no tiene cabida.

Manuela Bergerot Más Madrid Elecciones 4 de mayo 4M
«la creación de un Centro de la Memoria en Carabanchel reconocería política y socialmente a esos hombres y mujeres que lucharon contra el franquismo»

Da la impresión de que la forma de hacer política, o el tono empleado en la Asamblea de Madrid, se ha ido dirigiendo cada vez más a la crítica constante y las faltas de respeto continuadas. Ante este aumento de la tensión, Más Madrid se mantiene como ejemplo de moderación. ¿Crees que esta circunstancia se puede llegar a revertir en algún momento?

Tenemos que tener una mirada global para actuar globalmente. Ese modelo de polarización lo hemos visto en países como EE.UU. o Brasil donde los gobiernos son totalmente irresponsables al transmitir un clima de tanta incertidumbre y miedo, ahondando esos sentimientos en la población. Cuando te pueden tachar de moderado, a modo de insulto, es porque se ha perdido el sentido de la ética en política. La buena gobernanza es el diálogo, el entendimiento entre diferentes. Los gobernantes deberían recordar que gobiernan para todos, los que les han votado y los que no, que hay espacio para otras ideas. Hablando de memoria histórica, hay que reivindicar que pensar diferente no tiene un coste en cuanto a los derechos que vas a recibir.

«A los madrileños y madrileñas, les diría que vayan a votar para que las instituciones representen realmente la solidaridad y la diversidad del pueblo madrileño»

En ese sentido, sí somos moderadas, pero vamos a la radicalidad de los problemas cotidianos: poder comer, ir al médico, pagar la luz, si tus hijos pueden tener un ordenador e internet para estudiar en este contexto… Ahí creo que se ha visto nuestra forma de hacer política, de entenderla, y de lograr coaliciones como la que tenemos —que no abre titulares porque no viene de un golpe de efecto sobre la mesa—, que se trabajan en lo cotidiano, en el entendimiento diario porque nuestro objetivo es el mismo.

Es una irresponsabilidad estar gritándose cuando las personas están preocupadas por si van a llegar a fin de mes, por el paro, por dedicar el 80% del sueldo a pagar un alquiler…

Manuela, para finalizar, las redes sociales juegan un papel cada vez más relevante en todos los ámbitos de nuestra vida, y la campaña electoral no es una excepción. Ahora, un factor forma parte también en este juego político es el de los “memes” o caricaturizaciones de los adversarios políticos. Independientemente de quién fuera la persona caricaturizada, ¿cuál ha sido el último “meme” que te ha sacado una sonrisa?

Vi uno de una familia en la que se cae una paella y la señora que la ha cocinado sale gritando: ella aparecía como Mónica García. El que la estaba sujetando era Ángel Gabilondo y los que fomentaban que se cayera PP y VOX. Ese me hizo mucha gracia y que no nos falten las risas. La belleza y la alegría es lo único que tenemos.

«Que no nos falten las risas. La belleza y la alegría es lo único que tenemos»

Como sabes, nuestros periódicos son leídos diariamente en nuestras cabeceras de la Comunidad de Madrid (Madrid capital, Leganés, Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe, Móstoles y Arroyomolinos) y ahora también en Ciudad Real y Sevilla. ¿Qué mensaje te gustaría lanzar a nuestros lectores y lectoras?

Que el 4 de mayo nos movilicemos y vayamos a votar por nosotras mismas, por el bien común y para que las instituciones estén a la altura de todos ellos y ellas. En las peores condiciones que hemos visto históricamente, y en el último año, el pueblo de Madrid ha demostrado que la solidaridad es una de sus mejores señas de identidad y las instituciones, muchas veces, no han estado a la altura. Que vayan a votar para que las instituciones representen realmente la solidaridad y la diversidad del pueblo madrileño.