PSOE y Podemos alcanzan un acuerdo para presidir la Mancomunidad del Sur

acuerdo mancomunidad del sur

El acuerdo, que haría a Sara Hernández presidenta y a Jesús Santos vicepresidente primero, se someterá a votación hoy miércoles 2 de octubre

El Partido Socialista y Podemos han alcanzado un acuerdo para presidir conjuntamente la Mancomunidad del Sur. La candidatura, que se someterá a votación hoy miércoles 2 de octubre, contempla un programa de actuación conjunto. En él, se daría la presidencia a Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, y la vicepresidencia primera a Jesús Santos, teniente de alcalde de Alcorcón y presidente de la empresa pública ESMASA.

Las dos fuerzas políticas han suscrito un documento llamado “Compromisos para una gestión sostenible de la Mancomunidad Sur”. En él, se abordan aspectos estratégicos de la gestión de residuos, la mejora de las infraestructuras, la calidad ambiental, la recuperación paisajística, la cooperación administrativa, el principio de proximidad, el principo de transparencia y publicidad activa, la prevención o la necesidad de introducir mecanismos para el tratamiento de los orgánicos.

“Economía circular y residuo 0”, un punto central del acuerdo para la Mancomunidad del Sur

Según ha declarado Sara Hernández, “el PSOE está comprometido con los objetivos de la Agenda 2030 y la transición ecológica, haciendo hincapié en la Estrategia de Economía Circular, que nos permita avanzar hacia el objetivo de residuo 0″.

Por su parte, Jesús Santos ha señalado que “la Comunidad de Madrid se encuentra muy retrasada en sus compromisos relativos a la gestión de residuos. Este es un acuerdo de trabajo que busca modernizar la Mancomunidad del Sur en este ámbito. Sólo podremos cumplir los objetivos que imponen tanto las leyes como una sociedad cada vez más comprometida con la sostenibilidad del planeta si nos ponemos al día. Ya llegamos tarde. Europa nos ha pedido una reducción del 10% de residuos y no se está cumpliendo”.

Ambos partidos comparten, en este sentido, el diagnóstico de que la generación de residuos constituye uno de los problemas ambientales más importantes y difíciles de atajar. Además, califican el actual modelo de gestión como caro e ineficiente en lo económico, lo social y lo ambiental.