Madrid, pionera en inversión social

“Contribuir a consolidar un ecosistema de inversión de impacto social que, a través de instrumentos de financiación y asesoramiento, impulse un tejido empresarial innovador y generador de impacto social positivo en la ciudad de Madrid. Y que sea capaz de proponer soluciones innovadoras, inclusivas y sostenibles que den respuesta a los retos a los que se enfrenta la capital en materia social y medioambiental” son los parámetros de un concurso público que aprobó ayer la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid dirigido a participar en iniciativas de inversión de impacto social.

Las inversiones de impacto se definen como “aquellas inversiones que intencionadamente buscan un impacto social/medioambiental, cuantificable y medible en conjunto, con un retorno financiero, como mínimo igual al del capital principal invertido”. A diferencia de otras inversiones, no solo analizan el riesgo y la rentabilidad de la inversión y su impacto social/medioambiental.

El objetivo del concurso es triple:

  1. Apoyar el tejido empresarial y de innovación social madrileño que tenga integrado en su estrategia de negocio, modelo de gestión y sistema de medición la generación de un impacto social y/o medioambiental positivo a través de su actividad
  2. Catalizar recursos públicos y privados hacia inversiones que generen un impacto social y/o medioambiental positivo en la ciudad de Madrid
  3. Contribuir a la consolidación de un ecosistema de inversión de impacto social en la ciudad de Madrid y en España.

Requisitos

El concurso va dirigido a aquellas entidades que tengan como estrategia de inversión principal invertir en empresas que generen un impacto social y/o medioambiental positivo y cuantificable en la ciudadanía. Además, para presentarse al concurso, el Ayuntamiento de Madrid pide el cumplimiento de varios requisitos:

  • Que un importe equivalente a la participación del Ayuntamiento de Madrid en cada entidad vaya dirigida a financiar proyectos y empresas sociales que se encuentren domiciliadas en la ciudad de Madrid y/o que tengan impacto social en la misma.
  • Que las entidades estén autorizadas y registradas en la CNMV, domiciliadas en España y denominadas en euros.
  • Que las entidades acompañen la actividad inversora con asesoramiento, tutelaje y mentorización.
  • Que las entidades cuenten con una metodología e indicadores de medición de impacto social.
  • Que las entidades inviertan mayoritariamente en empresas, de naturaleza no inmobiliaria ni financiera, que no coticen en ningún mercado de valores y que tengan como prioridad generar un impacto social positivo cuantificable y medible allí donde operen.

El anuncio del concurso público se publicará en el BOE, y en el perfil del contratante del Ayuntamiento de Madrid.