Aprobado el contrato de El Vivero, con 120 plazas para la atención de inmigrantes y solicitantes de asilo en situación de emergencia social

La Junta de Gobierno ha autorizado este nuevo contrato y el gasto de la contratación de emergencia de los dispositivos de atención a personas sin hogar durante la crisis del COVID-19

La Junta de Gobierno ha aprobado ayer el contrato del Centro de Acogida Temporal El Vivero, con 120 plazas destinadas a hombres migrantes solos en situación de emergencia social que están a la espera de acceder a otras redes de protección para inmigrantes o solicitantes de asilo. Asimismo, según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, se ha autorizado el gasto de contratación de emergencia para la prestación y refuerzo de los dispositivos de atención a personas sin hogar como consecuencia del COVID-19 y se ha dado luz verde un convenio de subvención con la entidad ACCEM para la prevención y erradicación de los procesos de exclusión social de familias de origen extranjero.

La gestión de El Vivero pasará desde 2021 a realizarse mediante un contrato de servicios dotado de 3,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 9,57 % frente al convenio subvención nominativa a ACCEM mediante el que se ha gestionado el centro en 2020.

De esta forma, el nuevo contrato ofrecerá 120 plazas en un marco de convivencia seguro, que asegure el acceso y cobertura de necesidades básicas de alojamiento, alimentación, aseo, higiene, transporte y consigna y proporcione apoyo profesional y acompañamiento social a los usuarios. Asimismo, facilitará un servicio de información, orientación y asesoramiento de carácter social y jurídico y garantiza la atención sanitaria básica a las personas atendidas que lo precisen.

Durante el año 2019, El Vivero acogió a un total de 944 personas procedentes de 72 países distintos, en su mayoría de origen venezolano, colombiano y guineano.

Además, la Junta de Gobierno ha dado luz verde al gasto de 3,5 millones de euros en materia de contratación de emergencia para la prestación y reforzamiento de los dispositivos de atención a personas sin hogar para paliar las consecuencias sociales del COVID-19. Así, se autoriza el gasto que supusieron los dispositivos de IFEMA (con 150 plazas), el pabellón de deportes del C.D.M. Marqués de Samaranch (otras 150), y las 384 plazas de la Campaña de Frío, operativas hasta el pasado 31 de mayo.

Con el nuevo escenario de crisis social, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social ha mantenido operativas las 384 plazas de la campaña de emergencia en el Centro de Acogida de Pinar de San José, en el Centro de Acogida de Villa de Vallecas y en pensiones y alojamientos de hostelería. Además, ha puesto en marcha 30 plazas para mujeres sin hogar con el programa No Second Night, 60 plazas en la modalidad Housing Led y 50 en pensiones.

Por último, la Junta de Gobierno ha autorizado el convenio de subvención entre el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social y la entidad ACCEM, dotado con 1,9 millones de euros, para el desarrollo de un proyecto de intervención social con familias inmigrantes en riesgo de exclusión social.

A través de un programa de acogida y atención integral, cuenta con un total de 86 plazas en los centros de San Roque y Valdelatas, en cinco pisos de acogida en diferentes ubicaciones de Madrid y en otros siete pisos tutelados.

En 2019, el programa de acogida suscrito con ACCEM atendió a 141 familias (497 personas, de las cuales 256 eran menores de edad) de 39 nacionalidades diferentes.